Cómo limpiar una cocina industrial

La mejor forma de asear una plancha industrial con el pequeño esfuerzo consiste en usar la rasqueta luego de cada uso, para suprimir los restos que se hayan podido adherir a la superficie, evitando que se resequen.

Después puedes pulverizar vinagre o zumo de limón disuelto en agua, dejando trabajar como desengrasante de la plancha industrial durante unos tiempos, para seguir retirando la suciedad con protección de una gamuza, y si necesitas levantar más profundamente ayúdate con un trapo apocado y un desengrasante adecuado.

Después de frotar toda la faz, aclara con una gamuza humedecida en agua sola, todas las ocasiones que sean necesarias para deshacerte del jabón y la suciedad. Finalmente utiliza papel de cocina para secar completamente, y eludir la corrosión, extiende por toda la zona un poco de aceite, que actuará como película protectora de la plancha industrial.

Cómo limpiar una cocina industrial

ico1

A la hora de plantearte cómo limpiar una cocina industrial, la limpieza de las campanas de cocina es una de las misiones más entretenidas, y que más pereza te darán, sin embargo, es un trabajo apremiante en cualquier negocio, para esquivar la proliferación de bacterias, y para sustentar la seguridad frente a posibles incendios.

Para originarse, tendrás que descender los filtros, y ponerlos a remojo en agua caliente con desengrasante, dejando que este actúe durante un cuarto de hora, frotando por las dos caras, y repitiendo de nuevo la transacción, previamente de introducir en el lavavajillas para ultimar su limpieza.

Mientras, puedes trabajar en la limpieza de pellas de cocina exterior, esparciendo un espray desengrasante, y tras unos minutos, separar con una gamuza humedecida en agua muy caliente. Si existen restos de manteca incrustados más difíciles, tendrás que usar un trapo que no sea en gran medida agresivo, para evitar tachar la cara.

Por último, aclara con una bayeta y agua caliente, antes de secar con papel de cocina. Para ayudarte a frotar la campana extractora por su parte interior, puedes poner agua a hervir para iniciar vapor que te ayudará a arrancar la grasa. Después, realiza las mismas operaciones que acabamos de contemplar para hacer la limpieza extrínseca.

En cuanto al extractor y los conductos de salida del humo, son las partes más difíciles de limpiar, por lo que necesitarás recurrir a una compañía de limpieza profesional cada tres o cuatro meses, para mantener la seguridad de tu cocina.

Las compañías de limpieza profesional realizan estas ocupaciones asegurándose primero de forrar el sobrante de superficies para librarse que la suciedad pueda extenderse al trabajar, aplicando una espuma activa con equipos especiales de presión.